Lo que la BARBAcoa esconde

Más de 400 asistentes comieron, bebieron y bailaron a lo largo de más de 12 horas en la segunda edición de La BARBAcoa del Peretón

Lo que la BARBAcoa esconde

Este post se empezó a escribir con un propósito claro, contar La BARBAcoa de Venta Peretón 2015 de la forma más objetiva posible. Y lo vamos a hacer. Pero permítannos alguna que otra licencia, como por ejemplo que ¡ha sido la mejor barbacoa de toda nuestra vida!

El sábado 25 de abril más de 400 asistentes comieron, bebieron y bailaron con nosotros a lo largo de 12 horas en la segunda edición de la BARBAcoa.

Este microfestival gastronómico y musical no es un simple evento anual, sino una táctica de comunicación que conlleva tanto gestión, como planificación y muchas, muchas horas de trabajo. La BARBAcoa de Venta Peretón era la respuesta a un objetivo: acercar a las nuevas generaciones a una Venta que lleva funcionando toda la vida.

Y dimos en el clavo, porque no sólo duplicamos el número de asistentes respecto a la edición de 2014, sino que nuestros queridos partners de Venta Peretón, se lucieron con un servicio impecable y con un repertorio maravilloso de recetas murcianas, y no tan murcianas, en las que primaba la calidad, la originalidad y los sabores de siempre. Aún soñamos con las ensaladas murcianas, el pan con sobrasada, las patatas cocidas con ajo, los cucuruchos de camarones y puntillas de calamar, los arroces, las migas, los paparajotes, el jamón serrano con queso parmesano y los pinchos de carne a la barbacoa que salieron de esa cocina a la que más de uno entró a curiosear, a pedir un plato especial o a felicitar al chef.

Vamos a mencionar también, porque se lo merece y porque fue uno de los grandes protagonistas del día, al motocarro azul que cargó más de cuatro mil quintos de cerveza, vermut, tinto de verano y vinos de la tierra. Un aliado excepcional que a modo self-service, abasteció a todos los festivaleros de la BARBAcoa.

Los sibaritas tuvieron su momento en la sobremesa gracias al barman que puso el toque gourmet del día, haciendo combinados y gintonics con ginebras y tónicas Premium.

Otro toque gourmet fue el que proporcionó Café Salzillo con su espacio de café ecológico, elaborando cafés de todos los colores con dos expertos cafeteros de la casa.

También hubo hinchables para los más pequeños, y novedades respecto al año anterior como el mercadillo de piezas de decoración de esparto confeccionadas por Espartéame.

Y ahora sí, hablemos de música. Porque si algo que no puede faltar en una barbacoa es buena música. Teníamos claro que la esencia de este festival era mezclar música con tradición gastronómica, así que elegimos bandas y DJs murcianos, que aportaran calidad, diversión y variedad, para que todo el mundo se sintiese conectado con La BARBAcoa.

A la 12.30h el debut de DJ Pájaro abrió el microfestival, seguido del dúo Hang the DJs cargando el mediodía de éxitos del indie pop y el rock.

Escuchar el rock psicodélico de The Purple Elephants fue un gustazo para los que ya les conocían y un enorme descubrimiento para los que eran desconocidos. Un directo envidiable, muy buen rollo y un viaje instantáneo a la Ruta 66.

Aunque a las 17:00h la gente ya estaba con el café, nadie dijo que no a un poco de Arroz y Conejo DJs. El dúo de DJs murciano-alicantinas que hizo bailar hasta a los paparajotes, con cada uno de los éxitos de todos los tiempos que sonaban en sus pletinas.

Justo después, otro dúo de pinchadiscos: Sopa de Amor DJs formado por Lady Dilema y Dime Cariño DJ hicieron saltar al público con una auténtica explosión de temazos que duró dos horas intensas y felices.

El toque “electrizante” lo puso el DJ Set de Julio Ródenas (conductor de Turbo 3 en radio 3) que consiguió llenar de trallazos rock y pop la terraza de El Peretón y levantó a todos los seguidores que disfrutaban de cada canción en las primeras filas.

El concierto de Parade en formato trío transportó a los asistentes al “planeta Peretón”, con un repertorio espacial plagado de robots, galaxias y amor. Los asistentes dejaron de bailar para empezar a gravitar a lo largo de los 17 años de carrera de Antonio Galvañ. 90 minutos que pasaron en un astro-segundo.

Después, fue ÁngelPop quien nos conquistó con un set bailongo y divertido que mantuvo el ritmo de los asistentes, ya convertidos en bailarines profesionales después de casi 10 horas sin parar. Y Dime Cariño DJ fue el encargado de poner el broche final con una sesión cargada de pop, petardeo y canciones gigantes capaces de fabricar endorfinas en cada estribillo.

No podemos estar más agradecidos a todos los que han participado para conseguir que haya crecido todo en todos los niveles: desde las marcas colaboradoras como Estrella Levante, Café Salzillo y Aceitunas Karina, hasta los artistas, y por supuesto todo el equipo de la Venta El Peretón que han convertido La BARbacoa en una cita imprescindible para el público que busca divertirse y no preocuparse de nada más durante más de 12 horas. Seguiremos trabajando para que el año que viene tengamos más colaboradores, y para que podamos mantener el mismo precio a público que resulta tan apetecible.

Desde ya aseguramos una tercera edición, que ya nos está pidiendo la gente en la que volveremos a superarnos a nivel gastronómico, musical y de diversión.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.