Portfolio

Cliente
Esperanza Pérez Andreo: sumiller, analista sensorial y formadora.
Reto
Crear desde cero una marca personal que, de un modo claro y conciso, refleje la polivalente personalidad de Esperanza Pérez Andreo, mejor Maitre de España 2014. A este reto inicial, se le suma el de cubrir una doble vertiente muy diferenciada a través del branding: dar cabida a todas las áreas que abarca su trabajo (formación para restauración, elaboración de cartas para restaurantes, catas de líquidos y quesos para público en general…) y al mismo tiempo transmitir el carácter humano, detallista e inspirador de Esperanza.
Año
2018
Proceso Creativo
Los sectores de la sumillería y el vitivinícola se han modernizado mucho en los últimos años, pero en líneas generales transitan por patrones de cierta tradicionalidad. Nuestro trabajo para Esperanza debía ser mucho más vanguardista -como ella-, por lo que, en vez de desarrollar su personal branding tomando como punto de partido su nombre propio, creamos una marca nueva con un naming nuevo, de manera que ayudamos a separar la figura personal de su nueva línea comercial. Una marca paraguas tan llena de valores humanos como amplia para incluir todos sus servicios en ella. A partir de ahí, comenzamos a trabajar las referencias visuales y de contenido y dimos forma a su estrategia de creación e implantación.
Nuestra Propuesta
Naming: "La Gracia", palabra que connota talento, valor, admite muchos significantes dentro de su territorio profesional y que resulta cercano y amable. Para acotar tanta versatilidad y ceñirnos al terreno del vino, aplicamos el identificador "Encanto Líquido" y toda una serie de relatos de marca. En su universo gráfico hemos trabajado formas redondeadas y orgánicas, creando a mano distintos patterns de "gotitas" que dan respuesta a su identificador "Encanto líquido" y sirven de soporte para el logo y las aplicaciones gráficas. Todo el proyecto está emplazado en un entorno humano, huyendo de los patrones tan encorsetados y clásicos del mundo vitivinícola.
Go Top